Problemas Sexuales

>>Problemas Sexuales
Problemas Sexuales 2018-10-30T10:01:51+00:00

Problemas sexuales

Los problemas sexuales se tienen que tratar, sobre todo, porque nos estamos perdiendo una dimensión de nuestra existencia que, además de placentera, es divertida y mejora el vínculo afectivo con nuestra pareja. Buscar soluciones a través de la psicoterapia es una buena alternativa para evitar que determinadas cuestiones se enquisten. No hay nada más insatisfactorio que un problema que sabemos que está ahí, pero al que no buscamos solución.

En la mayoría de las ocasiones, el problema no está en no querer mantener relaciones sexuales con nuestra pareja. Podemos tener muchas ganas de compartir esta placentera experiencia con ella, pero hay reacciones físicas o psicológicas que nos bloquean y que suelen estar interrelacionadas. Por esta razón, la comunicación como primera condición es fundamental y, posteriormente, la búsqueda de soluciones prácticas.

Problemas sexuales más comunes

Acudir a un sexólogo suele ser la solución para resolver los problemas sexuales en las parejas, una circunstancia mucho más habitual de lo que se piensa.

Problemas de comunicación

La falta de comunicación es un denominador común en todos los problemas de pareja. A menudo ocurre que evitamos abordar el tema y discutir posibles soluciones. Es común también que algunas personas consideren el sexo un tema tabú y tenga ciertos prejuicios a la hora de hablar del tema.

Dolor en el sexo

El dolor en el sexo puede deberse a varias razones, tanto físicas como psicológicas que conviene valorar. Sí es importante indicar que trastornos como la vaginitis tienen una dimensión eminentemente psicológica, y que el tratamiento es muy efectivo para que las mujeres vuelvan a gozar con sus relaciones. Por otra parte, es importante destacar que el dolor también puede estar asociado a la falta de excitación previa y es importante indicar qué está pasando antes.

Miedo a mantener relaciones

El miedo a mantener relaciones es una fase normal cuando no se han tenido antes, pero si hay una experiencia previa es que algo no funcionaba bien. Las causas pueden ser varias, pero lo más común es que el acto sexual esté asociado a una serie de experiencias negativas que se pretenden erradicar. Puede ser estrés, haber sido víctima de agresiones o abusos sexuales, miedo a no estar a la altura o, simplemente, no tener un recuerdo placentero de las relaciones íntimas con otras parejas.

La psicoterapia es fundamental porque te servirá para superar esos miedos que te impiden disfrutar de tus relaciones sexuales y, sobre todo, entender que las experiencias negativas del pasado no tienen por qué reproducirse. Aunque el tratamiento de los miedos con determinados ejercicios es fundamental, al no somatizarse a lo físico será más fácil.

La madurez y la paternidad

Con el paso de los años suelen acentuarse los problemas sexuales en la pareja. La monotonía, el estrés y el paso del tiempo puede hacer que perdamos el interés en el sexo. Asimismo, la llegada de la paternidad y la llegada de los hijos hace que perdamos el foco en nuestra pareja, que no dediquemos el suficiente tiempo en nuestra relación y que esto acabe afectando al sexo.

Interés desigual

Otro de los problemas frecuentes suele ser la diferencia de intereses. Ocurre habitualmente que una de las partes ‘quiera más’ o tenga otras preferencias a la hora de abordar las relaciones sexuales. Esto suele provocar grandes insatisfacciones e incluso reproches y discusiones en la pareja. Abordar este tema tratando de conciliar interés y que ambas partes disfruten durante la relación suele ser fundamental.

Acudir a un sexólogo: solución a los problemas sexuales en la pareja

Afortunadamente son problemas que con ayuda profesional se pueden resolver. Resulta muy importante tener voluntad de solucionar estos problemas y acudir un profesional para que os ayude a identificar los problemas y que nos asesore para encontrar una solución permanente.